Bahr: Se nos rompió el modelo de eventos de tanto usarlo, pero así fue cómo lo arreglamos

12 de marzo de 2018 | 1 Tiempo de lectura

Por Michael Bahr, socio director de Desert Sky Games and Comics

Nos dimos cuenta de que cada vez más eventos terminaban en pérdidas para la tienda.

Entregábamos un sobre por victoria y un sobre por participar. Los costos de inscripción estaban calculados para que los eventos se pagaran prácticamente solos, excepto los eventos que tenían una cantidad inusual de rondas con jugadores impares. Como las rondas libres cuentan como victorias, que haya jugadores impares significa que habrá menos inscripciones y yo gastaré lo mismo.

Imagina nuestra sorpresa cuando vimos muchos más eventos con jugadores impares que pares... pero solo en eventos de Construido. Estadísticamente, era improbable. Sabíamos que algo iba mal, ¿pero qué?

La clave para programar eventos y que tengan éxito es cambiarlos lo menos posible. Sin embargo, aunque tu modelo no cambie, el comportamiento de los jugadores va evolucionando. ¿Qué ocurre cuando descubres un problema serio?

Y cuando digo “problema serio” no me refiero a “la tienda de enfrente celebra un evento a la misma hora”. Me refiero a cuando se rompe tu modelo de eventos, cuando tenemos situaciones como “estamos abiertos 90 minutos más de lo que deberíamos y nuestros empleados hacen horas extra”. O “los jugadores ganan más premios de lo esperado y estamos perdiendo dinero”.

Nos topamos con ese último problema cuando mudamos la tienda de Gilbert a Chandler. Pero conseguimos arreglarlo de la siguiente manera:

1) Vigilando nuestro mecanismo de juego organizado para asegurarnos de que aportaba beneficios. Así fue como supimos que era necesario realizar algunos ajustes.

2) Buscando una solución que ofreciera una buena experiencia de juego y beneficio para nuestra tienda. Si cambias el modelo, te arriesgas a espantar a los jugadores existentes... pero si el juego organizado no genera beneficios, ¿acaso importa?

3) Implementando esa solución de manera decidida. Es normal que cualquier cambio genere quejas. Pero no te doblegues si el cambio lo realizas para proteger tu modelo económico.

Ahora explicaré qué fue lo que nos ocurrió a nosotros.

Linus Torvalds, creador de Linux, dijo una frase muy célebre: “Con suficientes ojos, todos los errores son obvios”. ¿Esto qué significa? Pues que cuanta más gente interactúe con tu sistema, más rápido saldrán a la luz sus problemas. Con más espacio físico llegaron más jugadores, y con ellos los problemas de nuestro sistema se hicieron evidentes.

Algunos jugadores habían hecho los cálculos. Si la cantidad de jugadores era impar, podían obtener rondas libres. Si conseguían tener la primera ronda libre, obtendrían dos sobres solo por venir. Así que esperaban a que hubiera una cantidad par de jugadores y se inscribían en el último momento con la esperanza de obtener una ronda libre.

Algunos jugadores intentan sacar el máximo partido del valor esperado. Es comprensible. Desde el punto de vista de la tienda, no importaba mucho que esto ocurriera en un evento. Pero al ver cómo los premios volaban semana tras semana, nos dimos cuenta de que estas gotas iban a causar una inundación si no poníamos remedio.

Al final, tuvimos que implementar estructuras de premios separadas para cada tipo de evento.

Resulta que el problema solo ocurría en eventos de Construido porque nos esforzábamos mucho en evitar que hubiera una cantidad impar de jugadores en los grupos de draft. Por lo tanto, los Booster Draft siguieron como estaban: un sobre por participar y otro por ganar una partida.

En eventos casuales, el sobre por ganar empieza tras la primera victoria (así que no hay sobre por tener la primera ronda libre), y se ganan más sobres en victorias subsiguientes. En los eventos competitivos, eliminamos los sobres de premio por completo. En lugar de eso, ofrecemos crédito de la tienda por resultados de 3–1 o 4–0.

Con esta solución, los eventos casuales siguieron siendo casuales, los eventos competitivos siguieron siendo competitivos, y la tienda salía ganando al final. Esto nos llevó al paso tres: implementar el cambio firmemente.

Tener varias estructuras de premios sacrifica la sencillez, así que la manera de dar a conocer estos cambios tenía que ser clara y concisa.

Hicimos un anuncio en todos nuestros canales de manera simultánea, donde indicamos una fecha de entrada en vigor cercana. Comunicarlo en persona fue más complicado. Tuvimos que asegurar a los jugadores casuales que estos cambios no implicaban que el ganador se lo llevara todo. Esto fue más fácil para los jugadores competitivos, pues pocas veces tienen objeciones a una curva de premios centrada en las victorias.

La asistencia sigue siendo buena y seguimos viendo caras nuevas. Si vuelve a surgir un problema, lo resolveremos de la misma forma: averiguaremos qué está ocurriendo, buscaremos una solución que ofrezca una buena experiencia a los jugadores de ese formato e implementaremos los cambios de forma decidida.

Michael Bahr es el socio director de Desert Sky Games en Chandler (Arizona). Fue juez de nivel 3 durante cuatro años y tiene un grado en Derecho de la Universidad Estatal de Arizona. Durante siete años trabajó en la administración de sanidad del gobierno.

Preguntas frecuentes

Consulta las preguntas frecuentes acerca de la Wizards Play Network

¿Tienes una pregunta?

¡Ponte en contacto con nosotros!